jueves, 28 de febrero de 2013

TIC-TAC...TIC-TAC...

El próximo 11 de marzo se cumplirán 90 días de ausencia de Chavez... Es decir, de acuerdo al Art. 234 de la Constitución o prorrogan o declaran la falta absoluta...

El problema es que el permiso le fue otorgado para ausentarse del país no del ejercicio del cargo, es decir, no pueden prorrogar un permiso de viaje cuando han jurado que está aquí en Venezuela, y no de viaje... tampoco podrían otorgarle/prorrogarle ahora un permiso para una operación que se realizó hace tres meses ni, por la misma razón, para proseguir un supuesto post-operatorio de manera retroactiva que pudiera justificar la prorroga.

Como "el pez por la boca muere" habrá que recordarle a Cabello que él mismo dijo que "la constitución venezolana establece que los permisos para que el presidente se ausente (las negritas son mías) del país pueden prorrogarse por 90 días. Posterior a la prórroga, sólo cuando el propio presidente o una junta médica establezca que no puede seguir ejerciendo sus funciones, pueden activarse los artículos que"... se refieren a la falta absoluta que según él invocaba la oposición aquel 09 de diciembre 2012.

También Diosdado Cabello dejó claro que "el punto de debate no es si hay ausencia absoluta del presidente Chávez, eso quisiera la oposición, aquí se está discutiendo un permiso de viaje para que el presidente se realice una operación".

Vuelvo a lo mismo, si se supone que según ellos afirman no está ausente del país, que el hombre está en el Hospital Militar... no hay prorroga posible para un permiso caduco, cumplido y terminado al momento de su supuesto regreso a Venezuela.

¿Qué maromas van a intentar para justificar la prorroga? después de la estupidez de la "continuidad" cualquier cosa es posible para nuestra infinita vergüenza y es claro y seguro que las harán y se la concederán mientras los diputados de la oposición se arrellanan pusilánimes en sus cómodas poltronas, salvo las muy escasas pero honrosas excepciones que se levantan y se van (aunque eso no deja de ser un simple gesto y tampoco resuelve nada)... y uno a seguir con lo cotidiano que no es poco y va para más...

Chávez dijo que “si algo ocurriera, que a mi me inhabilite para continuar al frente de la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir como manda la constitución el período, sino que mi opinión firme y plena, irrevocable, absoluta, total es que en ese escenario, que obligaría a convocar a elecciones presidenciales, ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana”... y ya ni estas palabras tienen validez pues fueron dichas AL FINAL del período anterior, terminado el 10 de Enero, ya no le corresponde a Maduro el relevo, por mucha continuidad administrativa que le unten la Constitución es clara y tajante (al menos en cuanto a esto); la machada de ser el último "presidente" del chavismo le corresponde a Cabello que parece tener un miedo cerval a asumir semejante responsabilidad.

No lo han querido asumir, no lo han querido desmentir más allá del vacio insulto automático (tal vez no pueden y punto) pero las declaraciones del Ex-Embajador ante la OEA por Panamá, Guillermo Cochéz los ha pegado contra la pared con tanta o mayor firmeza incluso que el movimiento de estudiantes que los ha obligado al supuesto "retorno a la patria" y a reprimirlos salvajemente en estos días como si la represión sirviera para distraer a los venezolanos y el resto del mundo de lo verdaderamente sustancial en toda esta historia que no es otra cosa que la desaparición del presidente electo desde hace ya 3 meses.

La ingenuidad que nos suponen los ventrílocuos, aunque merecida, resulta excesiva, el movimiento estudiantil apunta a un elemento concreto que no es poca cosa, la juramentación no es un trámite baladí como lo era antes quitarse el sombrero al cruzar la plaza Bolívar (así lo cuentan los viejos) simplemente porque la ley de juramento en su primer Artículo obliga al acto y porque la Constitución, en su Artículo 232 dice claramente que "El Presidente o Presidenta de la República es responsable de sus actos y del cumplimiento de las obligaciones inherentes a su cargo" y las obligaciones inherentes a su cargo, de acuerdo a la ley de juramento, no pueden asumirse y ejercerse si no se ha juramentado.

Tal vez, pretendiendo curarse en salud, esta sea la razón por la que Maduro es tan insistente en repetir que es Chávez quien está al frente y tomando las decisiones en materia económica para no tener Nicolás que cargar con el muerto... con otro muerto...

Amanecerá y veremos, a la velocidad que parecen suceder las cosas en este país once días pasan volando...

Saludos.
, ,

Sites of Interest

Sites of Interest