miércoles, 31 de octubre de 2007

Madejas

Tengo casi 2 semanas alejado de este espacio, en absoluto silencio, y no está mal que sea el día de Halloween cuando regrese, como quien sale de su tumba a espantar a cambio de caramelos...

Agradezco infinitamente la atención y genuina preocupación de quienes me dejaron mensajes y de quienes me escribieron, de quienes siguieron visitando este blog más interesados en mi persona que en las tonterías que escribo, a ellas y ellos un fuerte abrazo y mi gratitud.

Es obligatoria una explicación y aunque me resisto a ello no puedo evitar que esta entrada parezca más la de un blog tipo diario que otra cosa. Tal vez si nadie hubiese mostrado interés no me sentiría obligado a escribirla y seguiría en mi camino como si tal cosa... nada, circulen no hay nada que ver, aquí no ha pasado nada y todo lo demás...

En fin; el caso es que el próximo 25 de Diciembre, (demasiado próximo) se cumple un año que estoy desempleado y oscilando entre la calma, la urgencia y la desesperación he pasado casi 12 meses intentando “conseguir” el número ganador en la lotería del empleo; estas dos últimas semanas las he dedicado a salir de Caracas, a recorrer y explorar opciones en el interior... la verdad me he podido ahorrar esos reales...

De algunas tentativas, de algunas entrevistas uno sale con la sensación de que tal vez si hubiese cantado el Gaudeamus Igitur con más frecuencia, si hubiese coleccionado títulos, masters y PhD’s, si pudiese remodelar ese Currículo Vitae, ponerle pisos de parquet, cocina empotrada y piscina... para salir de la siguiente pensando que el rollo son los impuestos, el Bolívar Fuerte y lo caro que sale un empleado...

O es que ya estoy viejo, que hay niños y niñas que pueden hacer lo mismo que yo por la mitad del sueldo... porque hay que ver lo que ofrecen... buscan a un Atlas que se eche el mundo al hombro a cambio de habichuelas... que hay que transigir, que hay que conformarse, si ya lo se yo, pero... la realidad impone, si las cuentas no cuadran no hay nada que hacer.

Con el profundo respeto que me merecen pues buena cantidad de años que me he pasado trabajando hombro a hombro con ellos, quemándome, cortándome y sudando con ellos... si me ofrecen el sueldo de un obrero cualificado... mejor será que me contraten como obrero cualificado... y es que, lo lamento, 12 años de mi vida los pasé gerenciando una empresa propia, convirtiendo una panadería de pueblo en una panificadora industrial, no puedo aceptar las mismas responsabilidades implicadas en ese esfuerzo por un salario inferior al que le pagaba al panadero... el año pasado...

Y antes de eso me pasé mis buenos 9 años en RR.PP, organizando, produciendo y poniendo el alma para que los proyectos y eventos culturales, sociales y corporativos de toda especie que fueron mi responsabilidad, por los que di la cara y llevaron mi firma, fuesen un éxito para dedicarme a ello de nuevo por un salario inferior al de la linda anfitriona de senos falsos cuyo trabajo es ser bonita y sonreír... no puedo, lo siento, tampoco cuadran las cuentas...

En fin, que se queda la mente en blanco... que después de estas dos semanas hasta rabia me daba acercarme al blog, que qué manera de perder el tiempo, que todo esto no me da de comer, que tanta historia con la puñetera Constitución no paga la escuela del chamo, mucho menos su tratamiento... que se acerca Diciembre...

Muchas madejas enredadas, dos días en Caracas, una piñata, la familia, caras largas, Darth Vader tocando cuatro... “Va mermando el coroto” como decía el viejo Lista, ya va pasando la tibiera, por lo menos me pude sentar a escribir, ¿servirá de algo que Rajoy me mande cartas?, ¿será una señal?, tal vez deba subir al Guaraira Repano y olfatear hacia el Norte... quien sabe... un año es demasiado...

Saludos.

7 comentarios:

Waiting for Godot dijo...

Hola,
Situación difícil esta. En serio que te entiendo tanto, es duro cuando todo parece tan cuesta arriba. En momentos como este nada de lo que digan ayuda, pero igual te mando el más grande de mis abrazos. Muchos besos.

cruzado dijo...

Amigo mio, lamento mucho tu situación ojala pudiera ayudar en algo y no solo dar palabras de apoyo...ya te contactare via mail

Un abrazo

zel dijo...

Hey, Buensancho, lamento todo esto que te sucede, la verdad, sé lo que es pasar malos años, aunque los mios los saque adelante con la fuerza de los 25, ahora no sé si podría, no pierdas la esperanza, si acaso necesitas desahogarte, gritasr, contar... ya sabes. Besos.

Martha Colmenares dijo...

Pues si, entiendo perfectamente, pero avise mijo, uno se queda enmadejado y con en ese adornito abajo, es para enmadejarse más.
Además para eso estamos la resistencia bloguera, solo pegar un gritico y ahí estamos.
Me alegro que regreses. Un abrazo, Martha

Buensancho dijo...

Gracias Waiting, Fernando, Roser y Martha por sus palabras y por su apoyo; en verdad no es fácil.

Lo triste es que trabajo no falta, sino los sueldos, que son miserables y los empleadores más cerrados que nunca por las siniestras espectativas de lo que se avecina...

Un beso y un abrazo a todos

Kira dijo...

Querido amigo este post se me escapó, y te entiendo más de lo que puedes imaginar... cuando llegue a Caracas espero verte y ya nos sentaremos a hablar. Todo el cariño.

Buensancho dijo...

Gracias Kira, me dará un gusto enorme verte cuando vengas; un abrazo.

Sites of Interest

Sites of Interest