miércoles, 16 de enero de 2008

El precio del dinero.

En estos días parece no haber otra noticia a destacar en los medios -y en la mayoría de los blogs- más que el tema de la consustancial identidad entre Chávez y la narcoguerrilla colombiana (FARC), y no es para menos pues según el derrotero de la escalada verbal de hoy la cosa se está poniendo más que fea... Pero el caso es que los demás aspectos de la realidad también siguen su curso y, como decía Walter Martínez, están “en pleno desarrollo”.

Cierto, también éste va a ser otro año político, es inevitable, es otro año de comicios y de campaña electoral por las regionales de octubre, (aunque la gente se esfuerza por ignorar la posibilidad de activar los revocatorios a los diputados a partir de junio), pero por mucho que el tema político e internacional vayan a ser decisivos y lleguen a ocupar “centimetraje” en los medios, uno de los temas que en verdad va a marcar nuestro destino como nación va a ser el tema económico.

En días pasados mi ex profesor Domingo F. Maza Zavala concedió una entrevista que podría tomarse como una verdadera clase magistral, que lástima que no se la dio a Chávez mientras aún estaba en el directorio del Banco Central de Venezuela en vez de callar como lo hizo.

De esta entrevista hay mucha tela que cortar, mucha información útil, pero hoy solo voy a tomar lo que se refiere a un aspecto de la política monetaria que, a final de cuentas, es uno de los factores que actualmente más inciden en el índice de inflación.

Para empezar -y para dejarlo claro a quienes no se lo han planteado así- el dinero es un “bien” y por lo tanto está sujeto a las mismas leyes de mercado que los demás bienes, es decir, está sujeto a las fuerzas de la oferta y la demanda y, como no, tiene un “precio” que determina y a la vez es afectado por la dinámica de las leyes que rigen “su” mercado.

Ya he comentado en otras oportunidades que uno de los factores que condicionaron el índice de inflación del 22.5% el año pasado fue el “exceso de liquidez”, la gran cantidad de dinero circulante que inyectó el gobierno a la economía, entre otras cosas, para mantener la ficción de “bonanza”, crecimiento y estabilidad.

La teoría es clara, una de las acciones a tomar para controlar la inflación es aplicar controles monetarios y uno de esos controles es la reducción de la “masa monetaria” circulante... y así se hizo. Recientemente se fijó en 17% el porcentaje de “encaje legal” de los bancos como un primer paso para lograr dicha reducción.

El encaje legal es un porcentaje de los depósitos totales que los bancos deben mantener en el BCV como reserva obligatoria y es el instrumento que permite al BCV “controlar” los fondos disponibles para ser entregados como créditos por parte de los bancos.

La acción de “recoger” legalmente los excedentes monetarios tiene exactamente el mismo efecto que reducir la oferta de un bien, este -a la par de hacerse más escaso- aumenta de precio y eso es lo que está pasando con el dinero.

¿Cuál es la consecuencia de restringir los fondos disponibles para créditos? Que los bancos busquen “rentabilizar” los bolívares disponibles pues, a fin de cuentas, ese es su negocio. Así vemos que mientras la tasa pasiva, (la que el banco le paga a usted por sus depósitos de ahorro) está anclada alrededor del 10%, la activa, (la que le cobran a usted cuando pide un crédito) alcanzó ya el 21.7% en promedio y si vemos la tasa “overnight”, (que es la que se aplican y cobran entre si los bancos) encontramos que esta ya está pisando el 32%.

Descifrado” publicó la semana pasada un par de notas alertando sobre el peligro de “iliquidez” que enfrenta la banca y esto puede parecer un contrasentido si estamos hablando de "exceso de liquidez" en la economía de Venezuela, pero no lo es; una primera nota, fechada el 07 de Enero, nos alerta sobre los temores de la banca sobre el incumplimiento masivo en el pago de sus obligaciones por parte de sus clientes que, durante los últimos meses del año pasado, solicitaron y obtuvieron créditos destinados al consumo como forma de proteger sus ahorros ante la inminencia de la reconversión monetaria y en previsión del aumento del índice de inflación.

Esto lo confirma el artículo que publicó el diario “
El Nacional” el día 11 de Enero, en el que nos informan que las ventas de vehículos en Venezuela aumentó el año pasado en un 43% en comparación con el año 2006 y que de ese total de vehículos casi el 70% correspondió a vehículos importados y, hay que estar claros, la única manera de acceder este tipo de bienes por parte del común de los cristianos es por la vía del crédito.

Por cierto, los índices de crecimiento en el sector automotriz son uno de los factores que se toman como referencia para hacer diagnósticos sobre el crecimiento de la economía pero no se dejen engañar; que no les metan gato por liebre porque estas son las cifras de consumo –que ya ven que están principalmente compuestas por unidades importadas- y tras ellas podrían intentar esconder el hecho que las ventas de vehículos ensamblados en el país en realidad cayeron 1.3% y las ventas por exportación cayeron un 38%, es decir que en lo que respecta al sector automotriz nacional se está desacelerando y probablemente para este año la producción caiga en previsión de resultados similares aunque, tal vez, los "salve la campana" si en verdad se aplican "cuotas" a la importación de vehículos...

La segunda nota de Descifrado nos habla de otro aspecto de este mismo tema, está fechada el día 11 de Enero y se refiere a las dificultades que esta enfrentando el sector bancario ante las medidas adoptadas por el BCV en su intento de frenar la inflación, (por ejemplo el encaje legal), la consecuencia de estas medidas es, a priori, la acumulación de problemas debidos a la falta de liquidez en el obligatorio cierre diario; esto ha movido a los bancos a salir de sus posiciones en dólares y a acudir con mayor frecuencia al mercado interbancario empujando así la tasa “overnight” al alza...

Pero además hay otro factor que justifica los temores de la banca en torno al tema de la iliquidez. Tomado el día de hoy también de Descifrado: El gobierno ha retirado buena parte de los fondos que mantenían en los bancos del país, (me imagino que para darle fundamento al “Banco del Tesoro”) y esto ha agravado la situación para los bancos que ven salir de sus bóvedas cantidades importantes de recursos cuyo retiro intempestivo hace precaria su estabilidad y esto puede terminar por afectar notablemente el comportamiento de la tasa Overnight y poner en jaque a los bancos medianos y pequeños.

¿Recuerdan lo que pasó en la “crisis bancaria” de Caldera? Los bancos no tenían como “honrar” sus compromisos en la cámara de compensación, sencillamente carecían de fondos para ello, ¿por qué carecían de fondos? entre otras razones por las enormes carteras de créditos impagados... así que acudían en busca de esos fondos al mercado interbancario, disparando la tasa overnight, pero no solo se disparó por el exceso de demanda de fondos sino también por la contracción de la oferta de fondos pues prácticamente todos los bancos estaban en la misma situación y el BCV no pudo –o no quiso- meter su mano para equilibrarle las cuentas a nadie... lo demás es una siniestra historia... en la que los únicos inocentes son los que perdieron parte o la totalidad de su dinero, seguridad, tranquilidad y vida...

En fin, creo que queda bastante clara la fragilidad de los equilibrios en el mercado del dinero; aumentar el encaje legal es una medida antiinflacionaria que “está en los libros”, es positivo que el BCV empiece a recoger el dineral que ha regado el gobierno en la calle buscando votos; pero la coyuntura obligaba a tomar medidas complementarias que fortalecieran o al menos mantuvieran equilibrado el sistema financiero nacional; pero no lo que han hecho: sumarle al aumento del encaje legal una retirada masiva de fondos del estado en un momento en que la cartera de créditos al consumo ha “engordado” tanto es peligroso para los bancos y por extensión para usted y para mi, los clientes; es dejarlos casi en el aire.

Además, nunca olvidar que un banco es un negocio (uno de los mejores) y que permanentemente buscarán la rentabilización de sus inversiones, en especial si parte del objetivo de esa rentabilización es la acumulación de fondos que les permitan sortear esta coyuntura. ¿Qué significa esto?, que las tasas activas, esa renta que el banco espera ganar al otorgarle a usted un crédito, (que para ellos es una inversión), seguirán subiendo; las mediciones recientes ya empiezan a mostrar esa tendencia.

Y así lo reseñaba el diario “
El Universal” el otro día en esta nota, en la que dan cuenta del alza en las tasas de interés para los créditos agrícolas, sector para el que la tasa saltó del 13,8% en Noviembre pasado a 17% a comienzos de Enero, 4% de incremento en un mes; un costo financiero que se traslada al precio final de los productos y al que hay que sumar el costo adicional ocasionado por el ITF... Si, más inflación...

Para terminar, y ya retomaremos otros puntos de esta entrevista de Maza Zavala en otras oportunidades, el caso es que parece que no hay manera que hagan una derecha, acompañan una medida sensata para reducir el circulante con otra medida insensata que pone en riesgo la estabilidad del sistema.

Lo único que consiguen es que el precio del dinero suba, que a usted y a mi y a cualquiera que pretenda invertir y para ello necesite capitalizar a través de un crédito se le haga tan difícil y oneroso que desista de su intención o, peor aún, que los que ya están "ensartados" en cuentas con créditos se les haga más dificil su cancelación además, ya lo dije más arriba, este también es un año electoral, este año se están jugando las orejas por no mencionar el rabo en las regionales... ¿cuánto tardarán en revertir el limitado efecto positivo de estas medidas inundando de nuevo el sistema de dinero para intentar captar más votos?... esta es la historia sin fin, lo que es seguro es que si no se controlan la inflación podría llegar este año a rayar el 30%... o más...

Saludos.

Por cierto, ya lo dijo el otro día el “tiranuelo” del SENIAT y lo confirma ahora la diputada Hiroshima Bravo, la UNIDAD TRIBUTARIA SI VA A SUBIR, a pesar de las declaraciones en contrario varios "voceros" poco antes de terminar el año pasado. Estiman que quedará fijada en 46.000,00 Bolívares, (46,00 BsF), cuando en este momento está en poco mas de 37,00 BsF... sube un 24%, MUY BIEEENNN, que quede claro que no se trata de hacer más onerosos los trámites burocráticos sino de “recaudar” mas real por la vía del terrorismo fiscal a que nos tienen acostumbrados el SENIAT y los demás organismos confiscatorios del estado: quieren cobrar multas más gordas...

PRECISIÓN: El diario "El Universal" aporta hoy, 17 de Enero, datos que permiten precisar un poco más la información de este post. Según la nota firmada por Víctor Salmerón, el estado mantiene cerca de 70.637 millones de Bolívares Fuertes depositados en el sistema financiero nacional en forma de fideicomisos, de ese total, el 48% está repartido entre los 42 bancos privados que hacen vida en todo el país y los retiros de fondos a que hacía referencia más arriba están por el órden de los 2.3 billones de Bolívares Fuertes; es decir casi el 7.8% de caida en las colocaciones del estado en la banca privada. Como es de suponer el reparto de los depósitos del estado en la banca privada no es "equitativo", es decir que, del total de esa "torta", no todos tenían "pedazos" iguales por lo que el retiro conjunto de esos fondos afecta de manera diferente a cada institución según la cantidad que tuviesen a su cargo y de acuerdo a su fortaleza patrimonial.

El esfuerzo del gobierno por reducir la masa monetaria es tan drástico que después de haber crecido ésta en cerca del 70% en el 2006, para el cierre del 2007 y comienzos del presente año el crecimiento fue de apenas 30%, insisto, la medida es correcta pero fue aplicada "a lo bestia"...





4 comentarios:

PEDRO NAVAJA dijo...

HOLA AMIGO, RECIBÍ TU MENSAJE EN ND, TU BLOG ESTÁ MUY INTERESANTE, ESPERO SEGUIR VISITÁNDOLO, ME VOY A TOMAR EL ABUSO DE COLOCAR UN LINK EN EL MÍO PARA QUE AUMENTES LECTORES.
GRACIAS Y SALUDOS.
PEDRO NAVAJA.

VENEZUELA LIBRE.

Buensancho dijo...

Gracias Pedro, siempre bienvenido, ya coloco el link hacia el tuyo, seguimos trabajando por una Venezuela libre.

maryeu dijo...

Ok, y que podemos hacer los que tenemos unos ahorritos? ¿Como podemos hacerlos rendir o por lo menos no perderlos completamente?

Buensancho dijo...

Amiga Maryeu.. que le puedo decir... es mejor no dejarlos en el banco, la inflación se come su capacidad de compra, por ejemplo la tasa que a usted le pagan por sus ahorros es del 10% y la inflación fue 22.5%, es decir que el año pasado, lo que usted tuviera en el banco a comienzos de año en diciembre tenía 12.5% menos capacidad de compra.
Si le es posible compre divisas fuertes como el dólar o el Euro, o metales y pidras preciosas que no pierden valor en el tiempo, (oro, etc.) o dadas las peculiaridades del mercado venezolano compre inmuebles, carro, línea blanca, línea marrón, etc, que no pierden valor...
Saludos

Sites of Interest

Sites of Interest