jueves, 24 de enero de 2008

PDVSA: Barril sin fondo por el Sumidero.

Se hunde el barco... no se ha quebrado en dos como el Titanic, (eso es muy dificil), pero se hunde inexorablemente y en esto lleva mucha razón Rafael Poleo: “El imperio existe y es maluco” y estos “Boli-bobalicones” se lo están sirviendo en bandeja de plata y seremos nosotros -los de siempre- los que paguemos las consecuencias.

El nivel de gasto de PDVSA es insostenible, los fondos destinados a inversión y mantenimiento son prácticamente inexistentes, el nivel de producción es mucho más bajo de lo que ellos aseguran, el nivel de refinación es prácticamente nulo y el nivel de endeudamiento es bestial y, precisamente, es este último punto el que quiero destacar.

La información es verdaderamente asombrosa y desalentadora, hacía años que no se hacían públicas “las cuentas” de PDVSA:

Para empezar, la estatal petrolera venezolana y sus filiales acumularon, durante el año 2007 una deuda cercana a los –hay que ponerlo en letras- Dieciséis mil seis millones de Dólares americanos, (16.006.000.000 US$), esto al cambio oficial –¿acaso hay otro?, no quiero ni imaginar cuanto daría esa cuenta si acaso hubiera un mercado paralelo- son la grosería de 34.412.900.000 BsF... casi 34.5 millones de millones de los Bolívares viejos.

Desglosando someramente esa cuenta: La casa matriz, PDVSA, concertó una negociación con un grupo bancario liderado por el francés BNP Paribas por 1.124 millones de dólares, también “se ensartó” con las japonesas Marubeni y Mitsui por 3.500 millones de dólares por intermediación del Japan Bank for International Cooperation, y además emitió bonos en el mercado interno venezolano por un monto de 7.500 millones de dólares; es decir que, centavos más, centavos menos, solo Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) quedó endeudada en el 2007 por un monto cercano a los 12.124 millones de dólares. De este gran “mono” solo ha cancelado a los japoneses unos 173 millones de dólares.

Pero a esto hay que sumar las deudas contraídas por las filiales; ya sabemos que CITGO se endeudó en diciembre pasado por mil millones de dólares con el propósito de oxigenar las cajas de PDVSA, eso ya lo comenté en este blog en su momento, pero esta no es la única deuda contraída por CITGO el año pasado; el total de la deuda de esta filial asciende a 2.339 millones de dólares.

Suma y sigue, en esta cuenta van anotadas también las cifras de lo que costaron las “nacionalizaciones” del año pasado, cuando -con bombos y platillos- se echó a patadas a las empresas extranjeras de la faja del Orinoco, esta gracia agrega a la cuenta 1.213 millones de dólares.

En este balance hay que sumar también las deudas de las demás filiales: 76 millones de PDVSA Islas Vírgenes, 5 millones de Tropigas y 3 millones de Bariven... Y hay que contar lo que le corresponde pagar a PDVSA en el marco de las llamadas “Asociaciones Estratégicas”, redondeando por este concepto unos 206 millones de dólares.

Para un total aproximado de 16.006 millones de dólares...

Lo peor es que esta cuenta no incluye lo que refleja el balance de la estatal en Cuentas por pagar, ISLR por pagar, Indemnizaciones, Jubilaciones y otros pasivos. Tampoco está incluido lo que corresponde a la deuda de La Electricidad de Caracas, propiedad de PDVSA desde el año pasado, que sumó una deuda total de 269 millones de dólares.

Después de tantos años ocultando las cuentas estos datos salen a la luz gracias a la auditoria que le está haciendo a los balances de PDVSA una firma asociada a KPMG, una red global de firmas de auditoria cuya seriedad creo que está más allá de toda duda.

Este año 2008 PDVSA y sus filiales deberán cancelar, de esta deuda, cerca de 2.900 millones de dólares que vencen en los próximos meses; en el 2009, el vencimiento es por unos 447 millones de dólares y, para el 2010, le cuenta es por 422 millones de dólares... pero hay que poner atención porque estas cifras corresponden a “capital” y no incluyen el llamado “servicio de la deuda” –los intereses- que serán calculados, según el caso o el instrumento que se trate, en porcentajes que van desde el 1,7% al 17,7%.

Vicente Brito, ex presidente de FEDECÁMARAS, no es “tan” optimista y le calcula a PDVSA una deuda consolidada de entre 30 y 40 mil millones de dólares. Basa su cálculo en tres elementos 1) el monto total de los bonos emitidos el año pasado, (7.500 millones), 2) el “punto de partida” de esta deuda, es decir la deuda acumulada hasta diciembre del 2006, estimada por organismos internacionales –porque PDVSA nunca dio a conocer balance alguno- entre 15 y 20 mil millones de dólares, y 3) en lo reportado como deuda pendiente por las empresas contratistas y proveedores a los que PDVSA aún no ha cancelado.

¿Cuánto agregará a esta cuenta el “proyecto” de PDVAL?, me imagino que “por ahora” no mucho, pero eso habrá que preguntárselo en el futuro a Comercializadora MAKRO, a Central Madeirense y a otras grandes cadenas de distribución de alimentos a las que al gobierno no le quedó más remedio que acudir para darle el “empujón” inicial a este proyecto de convertir a la industria petrolera en administradores de mercados “populares” que venden, como cualquiera que tenga un puesto en un mercado como Quinta Crespo o San Martín, a precios regulados pero con 2 grandes diferencias: Ellos “si tienen” leche, pollo, arroz, etc. productos que las cadenas de supermercados no tienen y que, curiosamente, a los buhoneros nunca les han faltado, (claro, al doble del precio regulado) y también que a PDVAL nunca “le caerá” el INDECU ni la Guardia Nacional a cerrarlos y a vaciarles los depósitos acusándolos de “acaparadores” o “contrabandistas” como le caen a todo el mundo, incluida “Empresas Polar”...

Volviendo al tema de la deuda; la pregunta es ¿sobre que estimaciones de ingresos se permitió PDVSA quedar tan profundamente ensartada?, parece ser que sobre lo que pretenden obtener por la explotación de los yacimientos de la llamada “Faja del Orinoco” ahora “re-re-nacionalizada”.

Pero parece que no sacaron bien esas cuentas y que no todo es “coser y cantar” en esto de la explotación de “La Faja”. Los crudos de estos yacimientos son EXTRAPESADOS y por ello los costos de extracción y refinación son mucho más elevados, además las empresas que quieran participar en este “negoción” tendrán que aceptar pagarle al estado venezolano el 34% en regalías, impuestos por el orden del 50% y además otros impuestos asociados en forma de “Inversión Social

La brasileña PETROBRAS, a la que se le ofreció el 40% de participación accionaria del “Bloque 1” del Campo Carabobo, declinó la oferta y sin embargo declaró que aceptaría una participación del 10%... ¿Dan el Si pero... pidiendo menos acciones?... Claro, el punto es que ellos tienen muy serias dudas sobre la viabilidad económica del proyecto y tener menos acciones representa también tener menos “obligaciones” en todo lo que haya que pagar... y en las posibles pérdidas

El caso de PETROBRAS es emblemático, a ellos se le han ofrecido “villas y castillos”; con ellos PDVSA ha firmado, desde el 2005 hasta la fecha, 14 memorandos de entendimiento de los cuales apenas “sobrevive” uno solo... y el que queda no es para explotar la faja sino para la sociedad entre ambas empresas petroleras estatales para la construcción y manejo de la proyectada refinería de Pernambuco... y aún así, este proyecto aún está en “veremos” y debería ser concretado por Lula y Chávez este año... si acaso.

Parece que además de “cuentas mal sacadas” lo que mantiene aprensivos a los negociadores de PETROBRAS es la “actitud” intransigente, arrogante y soberbia por parte de los negociadores venezolanos y en Brasil lo tienen claro, un negocio solo es bueno cuando ambas partes ganan...

Eso nos da la medida del gran negocio que hicimos los venezolanos con este gobierno: Ellos ganan cantidades ingentes de dólares que sacan del país en maletines y nosotros ganamos ingentes cantidades de deudas con las que nos machacan y amarran nuestro futuro a un previsible naufragio. Este gobierno convirtió a PDVSA en un barril sin fondo y a nuestro país en un sumidero... ¿Así es como pretenden convertir a Venezuela en "Potencia Energética Mundial"?; esa era la sexta directriz del Plan de Desarrollo Económico y Social 2007-2013... ¿se acuerdan de él?...

Saludos.



Sites of Interest

Sites of Interest