viernes, 1 de junio de 2007

COMUNICADO


A continuación transcribo el texto integro del comunicado que, en la mañana de hoy 01 de Junio de 2007, los trabajadores de Radio Caracas Televisión entregaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) en el que expresan su opinión ante el cierre del canal por parte del Gobierno.



ANTE LA OPINIÓN PÚBLICA


Ante la arbitraria, injusta, ilegal e inconstitucional anulación forzosa de la señal de RCTV los artistas de la televisión libre de Venezuela, actrices, actores, directores técnicos y artísticos, escritores y dialoguistas, escenógrafos y utileros, vestuaristas y diseñadores, técnicos y obreros, productores, asistentes y comunicadores audiovisuales en general del género teledramático hacemos un llamado ante las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que activen los mecanismos necesarios que permitan ejercer los derechos contenidos en la carta democrática que nos protege de los abusos en contra de la libertad de expresión, opción y elección que han sido unilateralmente conculcadas con la peregrina excusa de un supuesto desahucio de la concesión del especto radioeléctrico que otorga el Estado venezolano, al no otorgarle la prórroga de concesión como lo hiciera con los demás canales en la misma situación jurídico-legal.

De todos es sabido que RCTV ha cumplido con las normas que exige el Estado a través de sus reglamentaciones y su más reciente Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión. Que ningún fiscal ni acusador privado ha introducido demanda en contra del canal; que ningún tribunal de la nación ha dictaminado sentencia alguna de "golpismo" o "desestabilizador social" o "tarifado de la CIA y el imperialismo", con que reiteradamente el Presidente de la República y otros funcionarios del gobierno, de viva voz lo declaran y esgrimen como la principal razón de su apagón definitivo. Lo cual demuestra que esta cancelación forzosa de la señal es eminentemente política y no jurídica, ni legal.

RCTV molestaba por su línea editorial crítica que casualmente mantenía con el mayor porcentaje del rating a nivel nacional. Nosotros, los artesanos y artistas de la televisión, sin más tendencia política que el apego a la Constitución y a la libertad de expresión y de opinión elevamos este llamado de protesta ante ustedes para que activen los mecanismos necesarios para que al ejecutivo vuelva la sensatez y rectifique el grave error que se ha cometido con un canal de comunicación social y privado. Con una empresa con corresponsabilidad social que sobrepasa en medio siglo de tradición e historia. Donde trabajan más de tres mil hombres y mujeres entregados a una de las actividades más hermosas de la humanidad: entretener e informar.

Nosotros, los hacedores de la televisión, somos servidores públicos como los bomberos, como las enfermeras y los médicos. Nos debemos a nuestro pueblo, nuestro público. Llenamos el espacio del ocio que el trabajo y el estudio abre al descanso y la reflexión, al entreteniendo y la ilusión, a la evasión y la información implícita para ser cada día mejor persona, mejor ciudadano, más libre y más tolerante, a través del relato ficticio que se inspira palmo a palmo de la cruda realidad. No somos políticos a pesar de ser hombres y mujeres de lo "público", de la "polis", del ágora donde se reúnen todos los ciudadanos sin distingos de ninguna especie.


La cancelación forzosa de la señal de RCTV es una gran equivocación política, comunicacional, artística y social.

Nosotros, los artistas, técnicos y obreros de los dramáticos televisivos, estamos, todos, de acuerdo con la apertura del nuevo canal TVes y le deseamos buen éxito. Pero no tiene sentido alguno, más que el de la retaliación política de un poder desmedido, que se apague un canal para abrir otro en la misma frecuencia radioeléctrica. No hay que matar a la madre para que nazca un nuevo ser. Si el Estado bolivariano y revolucionario quiere tener más canales para la transmisión de sus mensajes que lo tenga y mantenga, para eso existen otras frecuencias de las cuales dispone. Aplaudimos los nuevos canales que darán vida y trabajo a más artistas, más técnicos, más obreros. Pero el pueblo ha hablado a través de las encuestas, que ha sido el único referendo que se le ha permitido y todos, en especial los políticos, saben leer los números del pueblo a través de las encuestas y ahora a través de las marchas cívicas y pacíficas.

Elevamos este petitorio ante ustedes, señores de la OEA, con el fin de ser escuchados y que los estados americanos conozcan nuestra voz no alineada al pensamiento único que, lejos de desestabilizar el estado de derecho democrático, lo enriquece y mantiene vivo. Con la "salida del aire" de RCTV se ha apagado no sólo una voz, sino una polifonía de voces que llegaban directamente a la sensibilidad de su pueblo, a eso que los poetas románticos llamaban "el corazón" del pueblo; del pueblo más humilde, más necesitado y de las familias con mayores carencias sociales y económicas, que noche a noche reunidas en la tranquilidad del hogar, escoge con libertad, su novela favorita para descansar de su jornada laboral o estudiantil, para conversar de perfil frente al televisor los acontecimientos particulares del día. Para eso estamos, para eso nos hemos formado y ahora sólo somos recuerdo por un capricho de una sola persona: el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela".

Por la libertad de expresión,
Artistas y trabajadores de RCTV
(DEMÁS FIRMAS EN DEPÓSITO)

Sites of Interest

Sites of Interest