jueves, 28 de junio de 2007

Nos tienen en salsa


Si alguien pagara por ella uno podría hacerse rico elaborando la lista de los desatinos y metidas de pata de nuestro Sr. Presidente y su gobierno en todos los ámbitos de su ejercicio.

Cuando logramos mirar hacia afuera de nuestras fronteras, apartando la mirada de lo inmediato y cercano que vivimos los venezolanos, nos damos cuenta que los desatinos en la política exterior verdaderamente se acumulan en interminables pilas desequilibradas y tambaleantes que hacen sudar frío al mas dispuesto y sereno de los observadores.

La salida de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones, (CAN), se justificó por la firma de Tratados de Libre Comercio de algunos países miembros de la CAN con Estados Unidos, y en particular, la gota que derramó el vaso, fue la decisión en este sentido de Colombia que ya tenía una buena cantidad de años y tratados de toda especie con el “Imperio”.

Esta decisión de salida, además de complicarnos la existencia a nivel de comercio exterior y de relaciones bilaterales con los países miembros, significó el impulso (a lo charro y a realazos) de la entrada de Venezuela en el bloque económico del Sur: MERCOSUR.

Todavía estamos en una especie de periodo de prueba, los senados y congresos de los países miembros aún deben decidir si aprueban o no nuestro ingreso en el bloque.

Todo parecía marchar sobre ruedas, (a pesar de los pesares), hasta la gran metida de pata que fue el cierre arbitrario e inconstitucional de RCTV; antes de esta medida todas las sonrientes caras de las fotos oficiales, las grandilocuentes sesiones parlamentarias, los constantes viajes de los mandatarios del bloque hacía Venezuela, los recibimientos principescos de nuestro mandatario en las tierras del sur... parecían augurarle al gobierno un sendero de rosas en sus aspiraciones pero...

El primer toque de atención, sonoro y evidente, fue consecuencia de la participación activa del Sr. Presidente Chávez, (a través de PDVSA), en la nacionalización abrupta de la industria de hidrocarburos de Bolivia y todas las perdidas y complicaciones que ello significó para Petrobras, lo que puso en tensión las relaciones entre el principal socio del MERCOSUR y nosotros, los aspirantes, muy a pesar de las visitas, sonrisas y palabras de apoyo incondicional del Presidente “Lula” Da Silva en la inauguración del puente Orinoquia.

El cierre de RCTV, hace ya un mes completo, ha desatado en todo el mundo una ola de reacciones en contra que el gobierno hace mal en despreciar y desestimar, (que lo está haciendo, al menos de la boca para afuera), una prueba es que por culpa de una reacción visceral del Sr. Chávez, el Congreso de la República Federativa de Brasil, uno de los muchos órganos gubernamentales que en el mundo se pronunciaron en contra de esta medida, y tras haber sido calificado por nuestro Sr. Presidente como “Loros de Washington” en respuesta a su pronunciamiento, están mas que renuentes de firmar la aceptación del tratado que incorporaría a Venezuela en la comunidad económica sureña.

El punto es que la situación es mucho mas compleja que la expresión del despecho de un grupo de parlamentarios como pretenden hacer ver en el gobierno; en Brasil se ha seguido con mucha atención el caso del cierre de RCTV y su desarrollo, en el documento constitutivo del MERCOSUR se utilizan formulas similares a las utilizadas en la Carta Democrática Interamericana, (de la que Venezuela es firmante), y se exige que para entrar a formar parte del grupo el ejercicio de la democracia en el país aspirante sea pleno e incuestionable, es decir, que un gobierno con asomos de autoritarismo de cualquier signo no puede entrar a formar parte de esta comunidad económica y la decisión del cierre de RCTV es una medida claramente autocrática y antidemocrática.

Este es precisamente el punto que están resaltando varios grupos industriales y empresariales brasileños a raíz del caso RCTV y su desarrollo. El interés con que se ha seguido el caso en Brasil, (en estos días Marcel Granier viaja a esta nación como invitado para exponer el caso ante una importante audiencia compuesta por representantes de la industria de la radiodifusión, medios impresos y agencias de publicidad), y la claridad de las posiciones públicamente expresadas por todos los involucrados dejan en evidencia la fragilidad de las relaciones con el “hermano” Lula, que como estadista no dejará de oír las opiniones y posiciones de su gobernados y de sus instancias gubernamentales y políticas.

El Sr. Presidente de Brasil ha estado haciendo malabares con este tema, en un vaivén entre las opiniones condenatorias de la medida y palabras de meliflua conciliación, pero la situación con el congreso de su país le obliga a tomar una posición un poco mas clara y por eso en “El Nacional” de hoy vemos a su Canciller, Sr. Amorim, sugiriendo que una disculpa formal de nuestro Presidente, por las palabras con que definió al congreso brasileño, haría la vida mas fácil a todos, pero...

“Pero”, una nota que aparece en la página web de “Descifrado”, fechada en el día de ayer, nos cuenta que en la gaceta oficial de Brasil aparece publicada la resolución del gobierno del Sr. Lula de enviar a las embajadas brasileñas de Venezuela, Colombia y Argentina, en calidad de agregados civiles, a unas delegaciones de agentes de la Agencia Brasileña de Inteligencia, cuya identidad real será reservada durante un lapso de dos años ... espías pues... la nota, que Descifrado toma de la página web de Fohla de Sao Paulo, sugiere que el gobierno brasileño está interesado en identificar amenazas externas... caramba, mas claro el agua...

Venezuela, Colombia y Argentina en el mismo saco según el criterio de la inteligencia brasileña, esto da pie a muchas interpretaciones; esta es la mía:

El plan hegemónico-imperialista, de corte autocrático y fascista, que lleva adelante el gobierno del Sr. Presidente Chávez colocan a Venezuela en una posición desfavorable y violatoria de los estatutos de admisión en el MERCOSUR, sus vínculos estrechos y claros con la guerrilla colombiana nos colocan en la categoría de sospechosos de desestabilización continental, (papel que en el pasado jugó Cuba), y la gran deuda, (amén de la posición rastrera, oportunista y comprometida), que tiene el gobierno de Argentina y su Presidente hacia Venezuela parecen hacer pensar al gobierno de Brasil en la posibilidad de estar, literalmente, rodeado de conflictos potenciales...

El Presidente Chávez nos sacó, visceralmente, de nuestro mercado natural, la CAN, y pretende meternos, por la misma vía, en el MERCOSUR pero él mismo se ha dedicado a torpedear esta iniciativa con su accionar y sus discursos; el voto del senado brasileño es de vital importancia para el ingreso en MERCOSUR, habría que ser muy ingenuo para pensar que los demás miembros del bloque, en mayor o menor medida, no tomarán este voto como una especie de señal del camino a seguir pues muy ingenuo es pensar que los demás miembros dejarán de tomar en cuenta la posición del socio principal de la comunidad económica que los agrupa.

Entrar en el MERCOSUR, en este momento y en las condiciones en que está la economía venezolana no es nada favorable como pretenden hacernos ver; la enorme inflación, pronosticada por algunos economistas cercana al 21% para este año, la debilidad estructural de nuestra moneda (por mucho que le cambien el nombre) como consecuencia de la enormidad del gasto público y la ausencia de verdaderas políticas monetarias y macroeconómicas; la ausencia de inversión en el sector que nos proporciona los mayores ingresos: el petróleo; la economía de puertos en que, como consecuencia del cierre de industrias y empresas productivas, nos ha convertido las malas políticas gubernamentales en la materia y los discursos y posiciones radicales de nuestro Presidente en tantos temas sensibles, (por ejemplo, tuvo que dar marcha atrás en su iniciativa de sacarnos también del FMI y el Banco Mundial) nos ponen en la posición de “victimas propiciatorias” frente a la estructura industrial de Brasil o frente a los mercados firmemente consolidados de Chile, y esto es algo que por mucha Copa América y mucha lucha por los derechos civiles no debemos perder de vista.

Por el momento somos la piedra en el zapato del MERCOSUR, tan difícil será aceptarnos en su seno como rechazarnos, de aceptarnos todos tienen claro que no solo se pondrá en duda la validez de los postulados constitutivos de la comunidad sino que además se dificultarán todas las negociaciones que, como bloque, se hagan con Estados Unidos y con la Comunidad Europea; de rechazarnos muchos están claros que van a pasar trabajo con el “pase de factura” que no se hará esperar y que, (en particular en el caso de Argentina), significará una bofetada política y económica que tendrá muy serias repercusiones hacia lo interno de los países “traidores y lacayos del Imperio” que se opongan a nuestra inclusión, (por cierto, pendientes con el recién electo Alcalde de Buenos Aires, un muy serio revés político para el Presidente Kirchner)...

¿Será ese el escenario que avizora la eficiente cancillería brasileña?, ¿Será esta la razón de comenzar a estructurar el servicio de inteligencia que anunció la Fohla de Sao Paulo?; mientras tanto, la cara, figura y palabras del Sr. Presidente prevalecen en cualquier escenario de la Copa América para asombro y risa de los asistentes internacionales; mientras tanto, el grueso de la población se manifiesta en las calles de Venezuela en reclamo de sus derechos civiles; mientras tanto, nuestro Sr. Presidente se ausenta y se reúne con un Sr. Putin y un gobierno ruso que prefieren mantener esta visita en el bajo perfil y mientras tanto todos nos cocemos lentamente en la salsa del aislamiento, el rechazo y la sospecha internacional que aderezaron nuestro Sr. Presidente y su gobierno con sus desatinos...



Sites of Interest

Sites of Interest