jueves, 7 de junio de 2007

Mentiras, Falacias y Verdades

A la vista están, en casi cualquier medio impreso o digital del mundo, las observaciones, críticas y reconvenciones que muy diversos sectores sociales, políticos, gubernamentales y no gubernamentales han hecho a nuestro presidente en referencia a su autocrática decisión de sacar del aire la señal de RCTV.

También hemos visto a quienes defienden la medida y no podemos dejar de preguntarnos si realmente saben qué es lo que están defendiendo, como es el caso del movimiento de los sin tierra de Brasil o los voceros del movimiento que mantuvo su protesta tantos meses en Oaxaca, México, o como en el caso del Sr. Ortega, presidente de Nicaragua, en su irrespetuosa intervención del domingo en cadena de radio y televisión durante su irrelevante visita a Venezuela, performance que nos obliga a preguntarnos cuanto nos estará costando a los venezolanos esa defensa...

Hacer la lista aquí sería una tarea inútil pues a diario estas manifestaciones de repudio o de apoyo se multiplican y sería materialmente imposible mantenerla debidamente actualizada como es igual de inútil intentar llevar un diario de los desatinos de nuestro gobierno, tanto hacia lo interno, que nos atañe y afecta a todos los venezolanos, como hacia lo externo, enredando las relaciones entre países y alborotando avisperos que ya de por si están bastante alborotados y aquí me refiero al absurdo e innecesario “espaldarazo” que le envió nuestro presidente al Sr. Putin el día de ayer.

Pero hay algo que en estos días me llamó la atención poderosamente y que vino a ser como una especie de corolario a un punto de vista que mantuve y defendí en una reciente discusión sobre el uso de las verdades ineludibles como camuflaje de terribles mentiras y la proliferación de las falacias como elemento argumental en las discusiones de alto nivel y en general en la mayoría de las expresiones públicas de los representantes y defensores de nuestro gobierno.

El “Pequeño Larousse Ilustrado” del año 2001, (el diccionario que tengo más a la mano), define “Falacia” como: “Sofisma, falso razonamiento para inducir a error.” Tal vez estoy equivocado pero ... ¿no fue falaz la intervención de nuestro canciller en la reciente reunión de la OEA en Panamá?, ¿No son falaces los argumentos que esgrime nuestro gobierno después de esa reunión?.

Antes de seguir adelante creo importante decir que, al menos en mi humilde opinión, no hay nada mas trágico para el mundo en su totalidad que la presencia del Sr. Bush y su equipo al frente del gobierno de los Estados Unidos, pues el daño que han hecho a la paz y la convivencia mundial es mucho más profundo y extenso que su ya de por si terrible actuación belicista en muchos frentes y uno de los mayores daños es precisamente el de, a través de su accionar, facilitar argumentos irrebatibles como los que utilizó el canciller Maduro en su “respuesta” a la Sra. Rice en el seno de la asamblea de la OEA.

A la solicitud, por parte de la Sra. Rice, de nombrar una comisión que se trasladase a Venezuela a verificar in situ la realidad de las condiciones de los derechos humanos, en especial el de libertad de expresión y opinión en nuestro país, y que tuviera esta comisión la potestad de solicitar al gobierno venezolano las explicaciones que considerara pertinentes, (y nada de esto es invento o capricho de esta Sra. pues los estatutos de funcionamiento de la OEA lo permiten y por ello tienen definidas varias instancias para realizar este tipo de actuaciones), nuestro canciller respondió, como de costumbre, con un ataque frontal abultado de acusaciones que para TRAGEDIA DE TODOS son en buena parte reales eludiendo el tema central de lo planteado por la representante norteamericana...

El resultado, como pudieron ver todos los que siguieron las transmisiones y reseñas de esta reunión, fue una salva de aplausos tras la encendida participación de nuestro canciller... pero... ¿Qué aplaude esta gente?...

La gran mentira que subyace entre las infames sombras de las terribles realidades denunciadas por Maduro es la supuesta existencia plena de derechos civiles en nuestro país, el canciller, en evidente copia y plagio de los argumentos y el estilo de nuestro presidente sepultó esa dramática mentira pretendiendo alejarla del punto de observación y atención de los demás cancilleres presentes.

Nadie puede negar la veracidad de los hechos violentos que a diario ocurren en la frontera entre EUA y México cobrando la vida de inocentes cuyo único pecado es la esperanza de alcanzar una vida mejor, nadie puede negar la veracidad del maltrato y discriminación que sufren los inmigrantes latinoamericanos (legales o no) en el país del norte y nadie puede negar el daño que la política intervencionista y belicista del gobierno de Bush a causado en muchas partes del mundo y precisamente esa justa y veraz denuncia es, ni mas ni menos, lo que los demás cancilleres aplaudieron y lo que con ese aplauso validaron pero no es ni mucho menos una demostración de acuerdo y solidaridad con la autocrática medida que la Sra. Rice solicitaba fuese revisada por la sugerida comisión como pretende hacer ver ahora el gobierno venezolano al declarar que “el imperio” fue vencido en la asamblea de la OEA.

Si esto no fuese así, y a mi que me lo expliquen, no podría entenderse que mientras los presidentes, senados, congresos, asociaciones civiles y gremiales, representantes gubernamentales y no gubernamentales de los países miembros de la OEA manifiestan a diario su repudio por la lesión que a la libertad de expresión significa el cierre ilegal de RCTV los cancilleres de esas mismas naciones aplaudan la medida en el seno de la asamblea general de la OEA... no tiene sentido ¿verdad?.

Pues este sin sentido es el argumento falaz con que ahora el gobierno venezolano adereza sus acciones en torno a este tema. Las tristes verdades que esgrimió el canciller hace pocos días, y con las que eludió el punto de atención que intentó establecer la Sra. Rice, sirvieron para sacar del seno de la OEA la discusión seria e ineludible de las libertades civiles en Venezuela y las responsabilidades que como país firmante de la carta democrática latinoamericana tiene el gobierno en relación a los parámetros básicos definidos en este documento sobre el ejercicio de la democracia y las limitaciones y sanciones a los gobiernos firmantes que las eludan, contradigan o conculquen... y punto y aparte, que hay que tener claro que si la propuesta de la designación de la famosa comisión no hubiese venido de alguien tan “poco querido” como la Sra. Rice y el gobierno que representa otro rumbo habría tomado el asunto...

El aplauso a la elusiva denuncia es ahora el argumento falaz que apuntala una posición cada día mas radical y autoritaria del gobierno venezolano, pues no solo se pretenden presentar como “victoriosos” en su confrontación con “el imperio” sino además validados y acompañados por el pleno de los países presentes en la asamblea...

El “arte” de maquillar mentiras a punta de verdades se ha desarrollado bastante bien en nuestro país en los últimos años. La habilidad de utilizar la terribles realidades de pobreza, inseguridad, deficiencia de servicios y oscuras actuaciones o pasados políticos es lo que hasta ahora ha sustentado la línea argumental de nuestro presidente, es la herramienta por excelencia de la que se ha servido para imponer su particularísima visión de nuestra realidad y nuestro futuro y en tanto la oposición nacional e internacional se las ven negras para negar lo innegable participan en un juego cuyo único y previsible resultado es el fortalecimiento de los argumentos de un régimen que hasta el momento y después de nueve años ha sido incapaz de corregir ni mejorar las realidades que tanto denuncia si no que más bien las ha empeorado.

Es por ello tan valioso el aporte que la comunidad estudiantil universitaria está brindando, pues no han permitido bajo ningún concepto que los tradicionales y desprestigiados personajes de la política nacional de oposición “figuren” en sus actos si no que además tampoco han permitido que sea el gobierno y todos sus subsistemas tentaculares el que dicte el ritmo y sentido de sus actuaciones.

Hoy mismo, en el seno de la Asamblea Nacional volvieron a dejar clara su independencia ideológica y su ingeniosa manera de hacerse oír y respetar al presentarse a ejercer su derecho de palabra uniformados con la clásica franela roja que identifica a los que apoyan al gobierno dando así un mensaje de amplitud y de ganas de unir esfuerzos por el bien de las libertades civiles DE TODOS pero no permitieron que la solapada dinámica propuesta por una Asamblea Nacional gobiernera los arrastrase hacia un supuesto debate que ellos no están interesados en realizar ni en ese escenario ni en este momento ni en esas condiciones.

Ahí la claridad del mensaje al quitarse todos la franela roja dejando al descubierto la individualidad y autonomía que defienden y que quiere ser suprimida por las uniformadoras pretensiones del gobierno y también claro el mensaje al abandonar el recinto una vez realizada la declaración que, en esencia, era el objeto de su solicitud del derecho de palabra.


Con esta actitud seria, recta, clara y específica marcan una considerable distancia con la ya tradicionalmente confusa y falaz manera de hacer política en Venezuela y de manifestar puntos de vista que tiene nuestro gobierno y sus poco creativos defensores y que todos pudimos ver en el seno de la asamblea general de la OEA de la mano de nuestro canciller y en las patéticas exposiciones que siguieron a la salida de los estudiantes del recinto de la Asamblea Nacional... que diferencia
.



Sites of Interest

Sites of Interest