jueves, 3 de mayo de 2007

A cien leguas de las Azores...

Apenas ayer, y sin tener ni idea de la "casualidad", comentábamos en familia un acontecimiento histórico que cambió la faz de la tierra para siempre y hoy la sorpresa es grande pues resulta que dicho acontecimiento histórico "está de cumpleaños", en una primera instancia al menos pues con formalidad el cumpleaños es mañana...

Menos de un año después del descubrimiento de América por Cristóbal Colón, (y si a alguien le "desagrada" que use la palabra descubrimiento me perdona pero es que a mi me "desagradan" los eufemismos "políticamente correctos") un Borgia, el Papa Alejandro VI, partió el mundo en dos de un plumazo... bueno... más bien de tres plumazos...

Con tres Bulas Papales intentó dirimir la agria disputa que entre el reino de Castilla y el reino de Portugal se había producido tras el descubrimiento, Portugal pretendía proteger sus descubrimientos y posesiones en África (y también, como no, garantizar un acceso a las nuevas tierras) y Castilla quería garantizarse y proteger sus privilegios sobre todo lo que fuese agregado a los mapas desde aquel 12 de octubre...

Una difícil decisión para el Papa pues a tan poco tiempo de las primeras noticias y con información tan imprecisa debía ser "justo" con dos de sus reinos cristianos predilectos... menos mal que el concepto de infalibilidad del Papa ya estaba bien asentado...

En resumen, los "tres plumazos" fueron:

La Bula Inter coetera (el 3 de Mayo de 1493) en la que donó a los Reyes Católicos las tierras situadas al occidente que no pertenecieran a otros príncipes cristianos, de esta manera se congraciaba con los triunfantes y nada subestimables Reyes Católicos y a la vez garantizaba a Portugal sus derechos sobre lo que ya habían descubierto y colonizado principalmente en África y en las islas cercanas y no tan cercanas a su costa (las islas Azores y Cabo Verde)

Sobre esto, antes de seguir adelante, quiero añadir un detalle; poca gente recuerda o considera el inmenso valor que tuvieron los esfuerzos portugueses para la historia de los descubrimientos y para el desarrollo de la navegación. Regidos por un rey que, a diferencia de sus "colegas" que escogían sobrenombres rimbombantes, prefirió ser conocido como Enrique El Navegante y asumiendo este sobrenombre de oficio con la mayor dignidad fundó en la localidad de Sagres una escuela de navegación que sería famosa en todo el mundo, y fue famosa no solo por la calidad de los marinos que ahí se formaban si no por todo lo que aportó en experiencia y documentación sobre el arte de la navegación, la cartografía y la astronomía aplicadas además de las innovaciones en el diseño de barcos, arboladuras y velamen basados en las experiencias de los capitanes portugueses que tenían, por ley, la obligación de reportar en la escuela absolutamente todos los detalles de sus viajes.... también el "sistema de exploración" es algo que quiero destacar, los portugueses eran con gran diferencia los que en esa época destacaban por la meticulosidad en sus "emprendimientos" y un detalle que da fe de ello es el de marcar visiblemente (plantando una enorme cruz en un promontorio o lugar destacado en tierra) el límite mas lejano de sus viajes, dejando para el siguiente navegante la tarea y el desafío de "ir mas allá de la cruz"... así, de cruz en cruz, recorrieron toda la costa de África hacia el sur y eventualmente hacia el norte tras haber logrado dar la vuelta al cabo de Buena Esperanza, que no es poco si consideramos que ese esfuerzo continuado en el tiempo finalmente se tradujo, además de las importantísimas posesiones en África, en la conquista y colonización de importantes y estratégicos puntos en el océano Índico y mas allá, en las costas de China, el cómo y por qué los perdieron a manos de ingleses y holandeses es otra historia...

Todo este esfuerzo de recorrer, reconocer y cartografiar la costa africana tomó muchos años de esfuerzo continuado, mucho dinero y muchas vidas y por ello era tan importante protegerlo de la expansión previsible que el reino de Castilla seguramente iniciaría tras el descubrimiento de Colón, quien no por casualidad había ido a Portugal a proponer su proyecto antes de tentar y convencer a los reyes de Castilla.

La Bula Eximiae devotionis (del mismo día 3 de Mayo de 1493), en la que el Papa Alejandro VI confirmó y aclaró las concesiones hechas a los Reyes de Castilla en la Bula anterior que por imprecisión y falta de información no era lo suficientemente específica en cuanto a lo que realmente eran las tierras que YA pertenecían a otros reyes cristianos, y finalmente una tercera Bula (aunque pocos meses después esta decisión sería ampliada con otras dos Bulas)

La Segunda Bula Inter coetera (el 4 de Mayo de 1493) con la que "dibujó" una línea divisoria entre los territorios pertenecientes a España y Portugal, situando esta línea a cien leguas al oeste de las islas Azores y Cabo Verde; el detalle de la famosa línea objeto de este post está en que la latitud de ambos archipiélagos es diferente por lo que la línea no era derecha y no se podía utilizar un meridiano para precisar la demarcación. Esto, finalmente, sería resuelto con el Tratado de Tordesillas en el que entre otras cosas se corrigió este detallito, una corrección que resultaría en los derechos de Portugal sobre territorios en el nuevo mundo, dando ello origen a Brasil...

Es obvio que apenas a unos 8 meses escasos del descubrimiento ninguno de los actores involucrados tenía ni la mas mínima idea de lo que se había descubierto y mi tocayo menos idea aun de lo que estaba repartiendo y como prueba sirve el mapa de América que acompaña este post; fue realizado en 1532, cuarenta años después del descubrimiento, y aunque resulta impresionante por la precisión en muchos de los detalles que podemos identificar de la costa del continente deja claramente visible la inmensidad del territorio aún desconocido. El resultado de esta línea tirada casi al voleo por el infalible Borgia es la composición geográfico-cultural de todo un continente, del nuevo mundo... y entre hoy y mañana se cumplen 514 años de esta decisión.


Sites of Interest

Sites of Interest