sábado, 1 de diciembre de 2007

¿Perdiendo la Fé?

Como la noche pinta tranquila me he dedicado a recorrer los medios internacionales para tener un panorama de la impresión que se tiene en “otras latitudes” sobre lo que está sucediendo en Venezuela actualmente y sobre lo que va a ocurrir el próximo domingo.

Quiero dejarles aquí la traducción de un artículo, (incluida la foto, que la revista acredita a Lindsey Ross) que aparece en la versión impresa de la revista inglesa “The Economist” en su sección sobre América Latina y que es reproducido
en su versión digital; ésta es la visión que esta reputada publicación tiene sobre la actualidad venezolana; también vale la pena darle una lectura a un artículo que publica la revista Time, pero como es un poco más general y menos equilibrado, (a mi criterio), lo dejo, en todo caso, para otra ocasión.

Este es el Artículo, fechado 29 de Noviembre; lo titularon:

¿Están empezando a perder la Fé?

Algunos de los Artículos propuestos no son buenos”, admite él, aunque es vago en los detalles. Pero Freddy Medina no tiene dudas sobre como votará en el referéndum sobre la reforma de la Constitución el 2 de Diciembre. “Yo apoyaré a mi presidente”, dice. Lo cual hace notable esta lealtad del Sr. Medina; obrero de la construcción, a punto de ser desalojado de su vivienda de tres habitaciones que le ha tomado las últimas 2 décadas construir en la ladera de la montaña en el sector La Pedrera, en los suburbios pobres al sur-oeste de Caracas, la capital; años de filtraciones de un mal mantenido sistema de aguas y drenajes combinado con las lluvias recientes, han provocado deslizamientos de tierra que han derrumbado muchas de las casas de sus vecinos y lo han dejado en una situación vulnerable; el gobierno ha prometido darle una nueva casa pero aún no le ha cumplido.

Gracias a la devoción de personas como el Sr. Medina, es que el Sr. Chávez ha ganado 10 votaciones nacionales – incluyendo dos elecciones presidenciales y algunos referéndums- desde que llegó a la presidencia por primera vez en 1999. Apenas en Diciembre pasado ganó un nuevo periodo de seis años con un 63% de los votos. Chávez ha regado unas ganancias petroleras record en programas sociales para los pobres mientras gradualmente convertía una democracia liberal en un régimen más autoritario y menos plural. Pero ahora, tratando de forzar la radical reescritura de una Constitución que él mismo impulso en 1999, puede haber ido demasiado lejos.

La reforma del Sr. Chávez propone cambios radicales a 69 de los 350 Artículos de la Constitución. Ellos dan efecto a su promesa electoral de implementar el “Socialismo del Siglo XXI”. Por un lado, la economía se declara estar basada en “principios socialistas, anti-imperialistas (y) humanistas”, con un debilitamiento de la propiedad privada. Por otro lado, aún más poder será centralizado en la presidencia.

El Sr. Chávez tendrá control absoluto sobre el Banco Central y sus reservas. Los gobiernos locales electos serán minados: el presidente tendrá el poder sin trabas de nombrar al Gobernador de Caracas, para crear nuevos territorios federales y para organizar y financiar a nivel nacional un “Poder Popular” basado en Consejos Comunales no elegidos por el pueblo. La nueva redacción también debilita algunos de los Artículos sobre “participación” de la Constitución de 1999, elevando de 10% a 30% la proporción de votantes requerida para solicitar un referéndum. Y abolirá los límites al período presidencial, permitiendo al Sr. Chávez gobernar nuevamente de manera indefinida.

Los oficialistas claman que esta reforma profundizará la revolución popular y dará a los venezolanos más derechos. Ellos señalan Artículos que ofrecen educación gratuita, un recorte de la jornada laboral de 8 a 6 horas, y la extensión del seguro social a los trabajadores informales. El gobierno no ha revelado el costo de este tipo de medidas, ninguna de las cuales necesita de cambios constitucionales.


Los opositores ven la reforma como un gran paso que se aleja de la democracia y avanza hacia un estado totalitario siguiendo lineamientos cubanos. La novedad es que así piensan algunos antiguos seguidores del Sr. Chávez. La reforma está abriendo lo que podría ser una duradera fisura en el campo chavista, llevando a aquellos que se perciben a si mismos como socialistas democráticos hacia la oposición.

Muchos de los Artículos contenidos en el proyecto de reforma son una burla a la esencia de la democracia” dice Ismael García, líder de Podemos, uno de los cuatro partidos que han formado gobierno de coalición desde 1998 pero que ahora se ha unido a la campaña por el “NO” en este referéndum.

Otro oponente de peso es el General Raúl Baduel, quien fue Ministro de la Defensa hasta Julio pasado y cuyo papel en la restitución del Sr. Chávez al palacio presidencial tras el abortado golpe en el 2002 le convirtió en un héroe de los chavistas. “La reforma propuesta equivale a un fraude constitucional y a un golpe de estado”, dice el General. “Las democracias deberían ser muy cuidadosas con que exista división de poderes, con contrapesos. Esto (la reforma) pondría a la institucionalidad democrática en riesgo”.

Por su parte, la oposición ha sido revitalizada por la emergencia de un poderoso movimiento estudiantil sin mancha por no haberse visto involucrado en el golpe del 2002 o en otros fallos del pasado.

Muchas encuestadoras que predijeron la victoria electoral del Sr. Chávez el año pasado reconocen que el resultado del referéndum será muy cerrado como para predecir. Encuentran una gran mayoría de encuestados que se oponen a la reforma pero no está claro cuantos de ellos realmente votarán. En uno de los muchos signos de que el Sr. Chávez ha sido sacudido, la autoridad electoral, dominada por el gobierno, ha decidido prohibir la publicación de encuestas en la última semana antes de la votación.

El presidente es formidable en campaña electoral y ha afilado una poderosa maquinaria política que puede echar mano de los recursos del estado: Estaciones de metro y oficinas gubernamentales están forradas con afiches a favor de la reforma. Un estudio realizado por la autoridad electoral encontró que las televisoras alineadas con el gobierno cedió a los que adversan la reforma apenas el 1% del tiempo total concedido a aquellos que la promueven; el resto de los canales comerciales favorecieron la campaña por el “NO” pero por un margen mucho menor.

El Sr. Chávez señala que muchos de los que hoy defienden apasionadamente la Constitución de 1999 originalmente se opusieron a ella. Él ha mantenido su popularidad (según sugieren las encuestas con un 60% de los venezolanos). Se ha esforzado por convertir este referéndum en un plebiscito sobre si mismo. En un juego de palabras, las pancartas proclaman “SIgue con Chávez” (aproximadamente, “SI, sigamos con Chávez”). Muchos observadores en Caracas sugieren que todo esto podría significar que el presidente podría ganar aunque mucho más cerradamente que en el pasado.

Pero hay señales de que la magia de Chávez ha comenzado a esfumarse. La inflación está subiendo, mientras que tres años de control de precios han significado que alimentos básicos como la leche, huevos y harina son con frecuencia inobtenibles. El crimen violento es rampante, en especial en las áreas pobres.

El referéndum puede decidirse según cuantos venezolanos se molesten en votar. Aquellos en la oposición que llamaron a la abstención en elecciones pasadas, (clamando que la autoridad electoral no es imparcial), esta vez han llamado a sus simpatizantes a votar, mientras que en el campo chavista, hay claros signos de apatía.

El desarrollo de estos hechos determinará si Venezuela se mantiene como democracia o no.
________

Hasta aquí el artículo.

Como es natural pueden hacerse unas cuantas precisiones a su texto pero para provenir de un medio impreso para el que el caso venezolano no es especialmente importante, (afirmo esto sobre la base de la proporción de artículos dedicados a Venezuela en sus ediciones recientes), me parece bastante informado y esforzadamente equilibrado.

Pienso que es una óptica razonable para el consumo de un universo de lectores principalmente europeos y norteamericanos para quienes el aval de la seriedad y formalidad de esta revista revestirá de un carácter de especial importancia las verdades que se reseñan, aunque esas precisiones de las que hablo sean especialmente importantes.

Debo decir que, en general, me doy por satisfecho con más frecuencia en mis lecturas de The Economist que de las lecturas de Times o Newsweek, (algunas de las revistas de habla inglesa que reviso regularmente cuando quiero informarme de la percepción que desde sus fuentes se tiene de la actualidad mundial), por no mencionar otras publicaciones de todo signo, (groseramente tendenciosas), a las que solamente recurro cuando, perverso mecanismo mental mediante, lo que quiero es sentirme personalmente ofendido...

Nunca está de más el mirarnos desde la óptica de los demás aunque no cuadre 100% con la nuestra... nos da la oportunidad de reflexionar, entender, aprender y cambiar lo que veamos que haya que cambiar.

Saludos.





3 comentarios:

profeballa dijo...

Hola es profeballa, ya eres parte de mis blogs de frecuente lectura te tengo en mi googlereader y en mis links.

profeballa
de
http://venezuelaysuhistoria.blogspot.com

PATRICIA dijo...

ignoremos el pesimismo y fomente mos la vida mi querido amigo.....hoy es un día de días y debemos fomentar dos cosas importanticimas el no, no,no y todo lo que podamos sobre el sida...besos y abrazos

LOBEZNOX dijo...

http://lobeznox.blogspot.com/2007/12/pndulo-escorado-venezuela-2007.html

Sites of Interest

Sites of Interest