jueves, 20 de diciembre de 2007

Primera directriz: La Nueva Ética Socialista

Este es el punto de partida de este Plan de Desarrollo Económico y Social, (PDEyS) que estamos revisando y que configura una de las vías por las que el gobierno está forzando la implementación, gracias a su aprobación por la Asamblea Nacional, de lo que fue rechazado en las urnas de votación el 2D, desconociendo así la voluntad popular.

Lo que veremos a continuación, a la luz de la realidad venezolana, es casi una “Tesis Doctoral” en hipocresía y por ello desmontar el decorado, hábilmente construido, de las verdaderas necesidades de Venezuela para dejar al desnudo las mentiras y las intenciones del “Plan” en este tema, no será tarea sencilla... ya lo verán...

La plena realización del Socialismo del Siglo XXI que estamos inventando, (...), pasa por la refundación ética y moral de la Nación venezolana.” (Menos mal que reconocen que esa entelequia del S.S.XXI es un invento...)

Esta es la premisa sobre la que se construye esta primera directriz del PDEyS, y aquí ya está falseada la verdad porque tal verdad es todo lo contrario a lo expresado; precisamente para EVITAR la imposición del Socialismo del Siglo XXI es que Venezuela necesita de una refundación ética y moral que dote a los ciudadanos de las herramientas necesarias para revertir el proceso de decadencia de los valores que ha permitido la pervivencia, la difusión y consolidación de este proceso que amenaza con arrasar nuestra Nación hasta sus cimientos históricos.

Temas cruciales -que se han convertido en lugares comunes- como la corrupción, el clientelismo, la violencia física y psicológica son esgrimidos en el cuerpo de este documento como razones de peso para “aspirar” a la consolidación del proyecto hegemónico del presidente; así “ellos” dan a nuestra realidad “su” enfoque y la definen según los siguientes “rasgos”:

La confrontación entre un viejo sistema (el capitalismo) (...)
y un nuevo sistema (el socialismo) que está naciendo...

El estado en que permanece un número importante de venezolanos,
(...)
, imposibilitados de satisfacer sus necesidades primarias y desarrollar la espiritualidad inherente a toda persona.

El terrible lastre capitalista de la sub-cultura de la corrupción y el soborno...

El uso y la promoción de la violencia psicológica y material que los medios de comunicación utilizan...


Concluyendo:

El Proyecto Ético Socialista Bolivariano tiene como misión la superación de la ética del capital, y se centra en la configuración de una conciencia revolucionaria, (...), que solo puede alcanzarse mediante la dialéctica de la lucha por la transformación material de la sociedad y el desarrollo de la espiritualidad...

Decir que el socialismo es nuevo y está naciendo es “pasarse por el forro”, al menos, un par de siglos de historia de la humanidad; a fin de cuentas ambos sistemas, si nos olvidamos de la interesada diferencia entre socialistas “Utópicos” y “Científicos”, son casi tan viejos el uno como el otro.

Definir los tremendos problemas y desafíos que enfrentamos como sociedad como consecuencia exclusiva de la “ética capitalista” es despachar de un plumazo la realidad evidente del grosero enriquecimiento y galopante corrupción que bajo el pretendido modelo “revolucionario bolivariano” ha campeado en nuestra tierra en los últimos, (casi), 10 años.

La violencia psicológica y material está probadamente “vestida de rojo revolucionario” en más del 90% de los casos documentados, tanto desde los medios al servicio del gobierno como de la acción de sus órganos oficiales formales y sus tentáculos oficiosos.

El retrato de la realidad que hacen para justificar esta directriz y sus objetivos es un burdo “juego de espejos” en el que lo más resaltante es la desfachatez y la cara dura con que se utilizan realidades válidas y palpables como la miseria, la corrupción y la violencia -que se han multiplicado exponencialmente durante este régimen- para devolver una imagen deformada por el descarado falseo de sus causas inmediatas.

La “dialéctica” que, a criterio de ellos, se impone perfila unos cuantos desafíos:

La necesaria superación positiva de la miseria y la pobreza material y espiritual que garantice la realización de la ética y no su anulación.

La construcción de un Estado ético, de una nueva ética del hecho público. Un Estado de funcionarios honestos, eficientes...

La creación de una institucionalidad cuyo valor supremo sea la práctica de la justicia y la equidad. Que frente a la dialéctica del derecho y la justicia sean capaces de decidir por la justicia, sin minar las bases del derecho.

Tolerancia activa militante en un medio plural donde conviven distintas religiones, distintas culturas, distintas concepciones de la vida. La tolerancia asume las diferencias y las respeta
.”

¿Puede alguien en su sano juicio negar estos desafíos como REALES Y URGENTES?. Ciertamente NO; escojan solo uno, aquel que en su criterio sea el más urgente y dediquen todo recurso disponible en superarlo con éxito y, si lo logran, habrán dado un gigantesco paso en el camino del desarrollo, de la verdadera evolución de la raza humana... no solo de la sociedad venezolana...

¿Dónde está la “trampa” entonces?... Agazapada en la “alta hierba” –paja- de los matices...

El último desafío de la lista se prolonga en un extenso párrafo, al final del cual y tras una enumeración de “motivos” se matiza el alto designio declarado; al leer la lista de motivos que configuran la “excepción de la regla” no pude evitar el evocar “imágenes” que se asociaran a cada ítem de la lista, les pongo entre paréntesis esas imágenes y siéntanse libres de completar la lista:

Ante la crueldad, (represión de las marchas estudiantiles y de cualquier forma de protesta pacífica), ante la tortura, (el trato inhumano que reciben los presos políticos del régimen que ha puesto incluso en peligro de muerte a muchos de ellos), ante la discriminación racial, (exacerbada por el discurso racista y xenófobo del presidente), ante la violación de los derechos humanos, (cuya lista sería interminable si apenas nos atuviéramos a decisiones judiciales o a acciones de fiscales del ministerio público o a la inacción del defensor del pueblo por no mencionar las acciones de la guardia nacional o policía metropolitana), ante la violación de una mujer, (y hay tantas formas de violación... como la que sufrieron las niñas, mujeres y ancianas que vivieron el ataque bestial de la guardia nacional en los Semerucos), ante el maltrato de los niños, (incluyendo en la lista de maltratos el alienarlos e ideologizarlos en las escuelas donde no tienen defensa posible o el utilizarlos como “elementos de campaña política”, o el obligarlos a vivir en un país dividido y enfrentado, o a pasar hambre y calamidades como consecuencia de la persecución gubernamental a sus padres...), ante las injusticias, (como el cierre de RCTV, la persecución fiscal y policial a toda forma de disidencia, o los impuestos confiscatorios o la prohibición de hacer uso del dinero que uno se ha ganado trabajando poniendo limitaciones como el filtro de CADIVI o la lista Tascón y la lista Maisanta), ante la corrupción, (como el baile de los maletines llenos de dólares, las empresas millonarias de los jerarcas del régimen, la proliferación de hummers y los grandes negociados con la banca internacional que hacen sospechar lavado de dinero del narcotráfico), y ante otras muchas cosas de características similares no se puede ser tolerante, no se puede consentir. Nadie puede transigir y esa intolerancia e intransigencia se convierten en una plataforma indispensable para poder iniciar una convivencia pacífica.”

La ética socialista pasa entonces a ser un aberrado tamiz por el que solo se “cuelan” los crímenes y pecados propios y se “trancan y desechan” los ajenos, sean estos reales o interesadamente inventados... Bien lo dijo el Ministro Carreño: No hay reconciliación posible... Ante todas estas aberraciones debemos ser intolerantes e intransigentes si queremos iniciar una convivencia pacífica...

Y es que una cosa es la expresión de una voluntad –más bien voluntarismo- deseable aunque muy poco probable, y otra muy diferente es pretender borrar la realidad fáctica de nueve largos años simplemente acumulando un puñado de frases bonitas en un documento en el que lo crucial, (que ya llegaremos a ello), desdice rotundamente lo expresado en este primer punto y en el que, para rematar, se identifica a la “deseable ética socialista” que nos proponen con el “pensamiento” del asesino confeso Ernesto “Ché” Guevara:

La conciencia revolucionaria de la ética y la moral buscan afianzar valores inalienables que deben estar presentes en nuestra vida cotidiana: el amor, pues como dijera Ernesto “Ché” Guevara: ‘el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor’.”

O, más adelante:

El Proyecto Ético Socialista Bolivariano debe llevarnos a la construcción del hombre nuevo del Siglo XXI. Socialismo y hombre nuevo deben ser sinónimos. No puede pensarse ni concebirse uno sin el otro.”

Lo asombroso es que ese camino que el revolucionario recorre “guiado por grandes sentimientos de amor” y cuya meta es el “hombre nuevo”, epítome e identidad de la Ética Socialista Bolivariana, termina convirtiendo a quien lo transite en “perfectas máquinas de matar” según fuera definido y atestiguado por el propio “Ché”... claro, eso aquí no lo dicen... aunque sin duda este uno de los matices que más que construir o sostener desmontan el decorado de este teatro retórico junto con la pura y simple experiencia cotidiana de cualquier venezolano o la relación fiel y contrastable de dicha realidad en cualquier medio de comunicación, aún de los más serviles...

Este “modelo ético” –no hay más remedio que ponerlo entre comillas- aún con sus muy deseables objetivos declarados carece de sustento en la práctica, en la “praxis” pues, (vamos a hablar en su jerga), el accionar del gobierno en lo mucho, casi ya demasiado, de lo que llevamos visto y vivido en todos estos años así lo demuestra, además el sustento teórico para su “definición” es por demás cuestionable y el objetivo subyacente a toda esta “historia”, a nadie se le escapa, implica el desmontaje de todo lo que hasta ahora ha sido las relaciones entre los que componemos esta sociedad, todo lo bueno junto con todo lo malo y de todo ello se desprende, como conclusión lógica, que la “construcción” de esta nueva ética se convertirá en herramienta y justificación para interpretaciones subjetivas que sirvan para allanar el camino a lo que se plantea en las siguientes directrices y esa intención y sus consecuencias fue claramente rechazada el pasado 2 de diciembre en un referéndum en el que semejante proyecto de “caída y mesa limpia”, de golpe de estado constitucional fue derrotado por la voluntad popular expresada en las urnas de votación.

Mañana intentaremos descifrar en que se diferencia la segunda directriz: “La Suprema Felicidad Social” de la suprema felicidad del régimen...

Saludos.





7 comentarios:

Martha Colmenares dijo...

Hola Buensancho, que excelente entrada. ¡Wow! Si estuviera en Europa me quitaría el sombrero, que me encantan los sombreros.
Venía a ver cómo andabas y a leerte, voy a repasarlo.
Hoy amanecí en una de Aznar.
Un abrazo, Martha

Martha Colmenares dijo...

Olvidé, como desde ayer siento que ando mejor, pude dedicar tiempo a mi blog, y te puse tu ban en el frame derecho, creo que quedó bonito.
Martha
P.S. Cumplí mas de un mes sin salir por la recaída.

luis dijo...

desde que me lo pasastes, no se aun, si es echando broma o es en serio y si es en serio, tal como dices, es una aberracion insolita. Es la hipocresia en su estado mas puro.
¿existira alguien que tome eso en serio?

zel dijo...

Menudo trabajo haces, por Dios, me tienes anonadada! Paso a leer y evidentemente a desearte mucha felicidad, buena salud, amor, paz y todo con el corazón, amigo, que seas feliz! Besos.

Pandora dijo...

Buensancho:

Feliz Navidad y Próspero año Nuevo 2008.

Pandora

Resistencia Santiago de Leon de Caracas

Buensancho dijo...

Martha, que bueno que ya estás más repuesta, y gracias por ese botón ¡está precioso!
Un beso y un abrazo.

Pues si Luis, hay gente que se lo toma muy en serio y ese es precisamente nuestro problema.

Roser, definitivamente nunca termina el trabajo, ¿que más quisiera yo? me alegra el alma saber que me sigues leyendo un beso mi querida amiga.

Mil gracias Pandora, también para tí.

Feliz Navidad a todos, un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!

Sites of Interest

Sites of Interest


Periodismo.com
LOS PRINCIPALES TITULARES DEL DIA