viernes, 28 de diciembre de 2007

Faltan cuatro días...

Me perdonan que no entre directamente en materia pero... que rico es darle un tubazo a un diario como El Nacional o una web como “Cadena Global”, claro a ninguno de los dos les duele pero a mi me da cierto gustito.

El Nacional, en su primera plana y la Cadena Global en su página web, ambos el día de hoy 27 de Diciembre del 2007 reseñan una noticia que yo les dejé a ustedes al voleo el día 25
en el primer párrafo del post de aquel día... es decir, me adelanté en 2 días a estos medios... se siente bien...

Era el anuncio sobre el retraso del Banco Central de Venezuela en la entrega de las remesas de nuevos billetes y monedas al sistema bancario nacional y, más que al retraso, a lo reducido de esas remesas, al punto que hace imposible cumplir con el imperativo de tenerlas disponibles tanto en taquilla como en telecajeros a partir del propio 1ero. de Enero del 2008.

La cuestión no era tan simple como parecen haber pensado; la banca privada tiene ya meses –prácticamente desde el anuncio en Marzo- trabajando a ritmo acelerado para adecuar todos sus sistemas y efectuar la transición sin mayores complicaciones, de hecho ya pasaron una primera “marca” crucial, el 1ero. de Octubre, cuando tuvieron que empezar a emitir, automáticamente, todos sus balances, estados de cuenta, etc. en ambas denominaciones.

Pero la siguiente etapa es más dura y aunque no reviste la misma importancia ni representa la misma escala puede equipararse al cambio en los sistemas por el fin del milenio, cuando tuvieron que modificar el “conteo” de las fechas, (los años), de dos dígitos a cuatro...

Y está anunciado, entre el 31 de Diciembre y el 1 de Enero, va a haber un “apagón” en los sistemas informáticos de la banca mientras pasan de un sistema a otro... y que Dios nos agarre confesados.

En este apagón se verán afectados los servicios de telecajeros, puntos de ventas e Internet, (así que tomen sus previsiones), y -aunque dicen que no- me imagino que también se verán afectados otros servicios como la conformación telefónica de cheques pues a fin de cuentas es un servicio que depende exclusivamente del sistema informático.

La banca privada ha trabajado a buen ritmo y aún así llevan cierto retraso, este “proyecto” ha consumido gran cantidad de recursos humanos y financieros en términos de horas / hombre y pago de sus horas extras por mencionar lo menos y se ha visto complicado por la aplicación del infausto ITF, cuyo cálculo e inclusión en los programas, hace relativamente poco tiempo, significó un nuevo reto dentro del marco de la reconversión de los sistemas.

De la banca pública no tengo mayor información de primera mano pero se que van con mayor retraso, incluido el BCV, (y no solo en la cuestión de las remesas) sino también en la modificación de sus sistemas, no es poco lo que tiene que hacer el ente que maneja las cuentas nacionales y parece que “los agarró el computador”... esperemos que no los nazarenos.

Para espesar aún más el caldo llegó el rumor del cambio dual para el año que viene a raíz de la escasez crónica de dólares, así el gobierno ha decidido cerrar –aún más- el acceso a la divisa y de paso “debilitar” aquello que la modificación de la Ley de Ilícitos Cambiarios me obliga a asumir que no existe, se anuncia un tipo cambiario “preferencial” y otro “comercial”... el preferencial que quedaría en los mismos 2.150 Bs. actuales, (2,15 BsF) y el comercial por encima de los 3.000 Bs. actuales (+3,00 Bs.F).
En algunos sitios se habla de hasta 4.300 Bs./US$, ¿qué tal?, volveríamos al 4,30... aja...

Y no es que el ciudadano común vaya a manejar sus “activos” en divisas a través del sistema bancario, no, es que ese anuncio lo que significa es que formal y oficialmente se estaría devaluando la moneda... ¿Cuál?, ¿El Bolívar Actual o el Bolívar Fuerte?... da igual... o casi...

No son pocas las veces que en este espacio he intentado explicar y exponer las “debilidades congénitas” del Bolívar Fuerte que le vienen con toda la “fuerza” de la línea consanguínea de su padre el Bolívar actual, (¿débil?), pueden
leer este post que escribí en Junio... las condiciones no han cambiado, bueno si... pero para peor.

No hay que ser un genio en economía para “adivinar” que esta devaluación “a medias” afectaría a “aquello que ya no existe” ampliando su margen de “inexistencia” en un efecto contrario al pretendido, no hay que escarbar mucho en la teoría económica para comprender que una devaluación al momento de efectuar una transición del signo monetario, más que “complicarle las cosa a los tipos de sistemas en los bancos” lo que hace es herir de muerte a la moneda que nace.

Si ya iba a resultar cuesta arriba que un simple cambio de nombre “fortaleciera” nuestra devaluada y triste moneda imagínense ahora que va a nacer con “plomo en el ala”, claro está, desde la “vocería oficial” esto sencillamente no está ocurriendo, así unos se pueden dar el gustazo de decir que el bolívar fuerte está “respaldado por la expansión de la economía”, (¿no será más bien la expansión desorbitada e inflacionaria del gasto público?) y otros que su “nacimiento” representará un hito histórico en la lucha contra la inflación... ¿así, solito, como por arte de magia?

Ok, es verdad, esa gente “está puesta ahí” porque piensan y hablan en “rojo – rojito” no porque sepan de qué están hablando ni porque entiendan lo que están diciendo, son los mismos que, por ejemplo, inventaron lo de eliminar los créditos interbancarios “overnight” que casi, casi, ocasiona la mayor debacle financiera de Venezuela no hace mucho tiempo atrás... ¿y los que saben? se mordieron la lengua cuando tenían que haber puesto el grito en el cielo, como lo hizo mi ex profesor, Domingo F. Maza Zavala... saludos profesor... ¡Que grande eres!... y ahora, por mucho que chillen, opinen y dicten cátedras no están aportando nada nuevo a lo que ya se lleva aportado desde el “lado de la razón”, desde el tiempo en que ellos guardaban silencio.

Las estadísticas continentales en esto de las reconversiones son poco alentadoras, de 14 experiencias 4 han sido un rotundo fracaso, un verdadero cataclismo económico, (pregunten en Brasil) y solo en tres oportunidades ha sido un éxito, (vuelvan a preguntar en Brasil), las otras siete quedaron aparcadas en puntos intermedios entre estos dos extremos y que tan lejos quedaron del fracaso absoluto y el cataclismo –o del éxito- dependió de las demás medidas antiinflacionarias y de control que se aplicaron (o se dejaron de aplicar) en el camino.

El panorama no es, en absoluto, alentador: se ha profundizado la crisis sistémica económica en Venezuela, cada vez se depende más de la importación de bienes, alimentos maquinaria e insumos y cada vez se produce menos; cada vez se ingresan menos divisas producto de la magra exportación de bienes nacionales y menos de la venta del petróleo, entre otras causas, por la ineficiencia de los que manejan la industria y por las desviaciones de fondos en maletines y otras formas de “ayudas” al extranjero; sigue en expansión el gasto público interno, inundando el sistema de dinero inorgánico y “reciclado”; se ha aumentado la carga impositiva al aparato productivo y empresarial que traslada esos costos al precio final de sus bienes y servicios impulsando la inflación, (que cierra este año sobre el 20%), y encima –parió la abuela- se anuncia una devaluación que podría estar rondando un aparatoso 40%, (100% según los más alarmistas), pero disimulado, eso si, en lo poquito que parecerán esos “céntimos fuertes”...

Bien lo dijo William Shakespeare en Romeo y Julieta: “¿Qué hay en un nombre?; lo que llamamos rosa exhalaría el mismo perfume con cualquier otra denominación”

Así pues, ¿qué hay en un nombre?, agregar la coletilla “Fuerte” a nuestra moneda no cambiará su naturaleza, ni corregirá su debilidad, ni borrará el proceso de devaluación que, desde 1983 a la fecha, ya va por encima del 50.000% y que la realidad visible y previsible amenaza con llevar a límites insostenibles... ¿Fuerte?... Fuerte va a ser el tortazo...

Saludos.

NOTA:
Al publicar esta entrada e intentar hacer "ping" en To2blogs me encuentro este mensaje:

Servicio Suspendido
to2blogs.com, el directorio de blogs de Venezuela, ha suspendido su servicio.
Esta decisión fue tomada debido a la imposibilidad de mantener y administrar el sitio.
Los interesados en dar continuidad a este proyecto, por favor no duden en comunicarse con nosotros.
-----
¿Alguien sabe algo?, es una lástima tal vez podamos hechar una mano.




3 comentarios:

zel dijo...

Aquí no se suspendió nada y te leo con normalidad, después de la lección casi magistral del dinero que no he entendido mucho, la verdad. Siempre te digo, Buensancho, que vuelas demasiado alto para mi, pero en fin aquí paso y te saludo. Un beso.

ALEXIS MARRERO dijo...

a mi en lo personal me encanta leer los analicéis que realizas de la economía , me ponen al día, claro debo releerlo con mucha calma para poder entender pero créeme que termino muy satisfecho , en lo referente a to2blog, espero sea solo una jugarreta de el día de los inocente 28 , si no aquí estoy listo para que hagamos algo para que ese proyecto no se caiga , dinero no se si tenga pero buscare y ayudare

buensancho dijo...

Mi querida Roser, ¿qué más quisiera yo que dar clases magistrales?; me das demasiado crédito ;). Me alegra encontrar tus comentarios y saber que me visitas.

Amigo Alexis, a veces son muchas variables y factores que se unen y mueven las realidades en un sentido u otro, por eso es dificil hacer análisis sobre economía sin que resulten cargados y confusos, (además que me cuesta explicarme vamos) pero me reconforta saber que terminan siendo satisfactorios.

No he vuelto a revisar en To2blogs, (ahora mismo lo voy a hacer) pero estoy como tú, dinero no podré aportar pero si de trabajo se trata pueden contar conmigo.

Un abrazo a ambos mis queridos amigos y mis mejores deseos para el 2008

Sites of Interest

Sites of Interest